Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica"

See other formats


LECCIÓN 5 



REFERENCIAS: GÉNESIS 6: 5-18; PATRIARCAS Y PROFETAS, PAGS. 78-85. 



Aloe 
constrüc/e 
cin banco 



¿Sabes cómo hacer un barco de madera? Hace mucho 
^ tiempo Dios le dijo a Noé que construyera un gran barco. S 
Pero Noé no sabía cómo. ¿Quién piensas que le mostró 
qué hacer? 



Jll 



1 



ios miró el mundo que había hecho. Había sido muy hermoso en el princi- 
pio. Pero la gente se había vuelto muy mala. Sólo un pequeño grupo de per- 
sonas todavía amaban y adoraban a Dios. La mayoría de la gente hacía toda 
clase de cosas malas y no podía dejar de pensar en el mal. Dios vio que 
había mucho pecado y sufrimiento en la tierra; estaba triste de haber creado 
a los seres humanos. Dios decidió que destruiría la tierra y empezaría de nuevo. 

Dios fue a hablar con su amigo Noé, un buen hombre, y uno de los pocos que todavía 
amaban y adoraban a Dios. Dios dijo a Noé: — He decidido destruir 
la tierra porque hay mucha maldad en ella. Voy a enviar un gran di- 
luvio con mucha agua que cubrirá toda la tierra. Pero quiero salvar a 
las personas que me amen. Haz un barco grande, así tú y tu familia 
se salvarán. Hazlo suficientemente grande para que los animales pue- 
dan entrar en el barco contigo. 

Dios dijo a Noé cómo hacer el barco. — Usa madera que cortes de 
I los árboles de ciprés — le dijo — , unas tablas grandes de madera. 
^ Cubre por dentro y por fuera el barco con brea, para que no le entre 
^ el agua. Haz el barco muy, muy largo, muy ancho y muy alto. 




^¿^^^^ 



El barco iba a ser de tres pisos de alto, 
uno escaleras abajo, un piso en el medio y 
otro más arriba. ¡Iba a ser un barco in- 
menso! 

Noé escuchó cuidadosamente todo lo que 
Dios le dijo que hiciera. Entonces obedeció y 
empezó a construir el barco que nosotros 
ahora llamamos arca. 

La construcción de un barco tan grande 
era un trabajo enorme, y esto le llevó mucho, 
mucho, tiempo. Noé necesitaba ayuda. Sus 
tres hijos, Sem, Cam y Jafet, le ayudaron. Y 
otros ayudaron también. 

Eueron al bosque y con sus hachas derribaron 
árboles de ciprés. De los árboles hicieron las tablas y las ali- 
saron. Entonces empezaron a unir las tablas. Lenta muy lentamente, armaron el barco. 

Exactamente como Dios les había dicho, cubrieron el barco con 
brea, un tipo de betún, así podría flotar con seguridad. 

Noé siguió las instrucciones de Dios muy cuidadosa- 
mente. La Biblia dice que hizo todo como Dios le 
mandó. Y Dios estaba con ellos y cuidó de ellos. Dios 
desea que nosotros también sigamos sus instrucciones. 
Nuestras Biblias nos dicen qué quiere Dios que ha- 
gamos. Cuando obedecemos a 
Dios, lo estamos adorando. Esa es 
una de las maneras como le agra- 
decemos por su cuidado. 





t'úí^iííSssi^sms^i 




Para hacen u decir 




Sábado 

Lean juntos Génesis 6: 5 al 8 y el 
versículo 18. Hable acerca de las razo 
nes que tenía Dios para man- 
dar un diluvio. (Usted puede 
disfrutar de la lectura de la 
primera mitad del capítulo 7 
de Patriarcas y profetas para su devoción perso- 
nal de esta semana). Ayude a su niño a pensar 
en las formas como Dios cuida a su familia. Dios 
tuvo un plan para cuidar de aquellos que lo 
amaban y él cuida de nosotros también. Ayude a 
su niño a pensar en las formas en que Dios cui- 
da de su familia. Armen juntos el rompecabezas 
del versículo de memoria hecho en la Escuela 
Sabática y repitan el versículo varias veces. 



Domingo 



De la Biblia (Génesis 6:14-16), lean juntos 
las instrucciones que Dios le dio a Noé para la 
construcción del arca. ¿Dónde aprendemos aho- 
ra las instrucciones de Dios para nosotros? En- 
fatice que la obediencia a Dios es una parte de 
nuestra alabanza a él. Pregunte: ¿Cómo lo obe- 
deces? (Que el niño dé ejemplos específicos de 
obediencia.) Digan juntos el versículo de memo- 
ria. Pida a Dios ayuda para que su familia siga 
sus instrucciones así como lo hizo fielmente 
Noé. 



Lunes 

Repasen juntos 
Génesis 6: 15 y 16. 
Luego vaya afuera, si le es 
posible, a una área abierta y 
extensa. Mida el tamaño del arca. Use piedras o 
palos para marcar el tamaño. Se calcula que el 
arca tenía 137,2 metros de largo; 22,86 metros 
de ancho; y 13,72 metros de alto. 




antes 

Use una pieza de madera, o un barco de ju- 
guete y deje que su niño lo haga flotar 
en la bañera o lavaplatos. Enfatice que, 
si está bien construido, un barco siempre 
flotará sobre el agua. La familia de Noé y 
los animales estuvieron a salvo en el arca por- 
que obedecieron las instrucciones de Dios y 
construyeron bien el barco. Repasen el versículo 
de memoria juntos. Agradezca a Dios por man- 
tener a la familia de Noé y a su familia, todo el 
tiempo a salvo. 

Miércoles 

Con ollas y vasijas, o con herramientas de ju- 
guete y bloques de madera, haga los sonidos que 
se escuchaban mientras se estaba construyendo 
el arca. Si es posible visite un lugar donde se 
está construyendo una casa y vea el armazón de 
madera. Agradezca a Dios por su hogar. 

Jueves 

Haga un arca con palillos o baja lenguas de 
madera, pegándolos sobre el modelo que trajo 
de la Escuela Sabática. (Si no tiene el modelo, 
dibuje un barco sencillo sobre un papel para 
que su niño lo pueda usar.) Repasen juntos el 
versículo de memoria, luego agradézcanle a Dios 
por las instrucciones que nos da en la Biblia. 

Viernes 

Lean juntos la historia bíblica en Génesis 6:5 
al 18. Pregúntele: Si tú fueras hijo de Noé, 
¿cómo te sentirías construyendo un gran barco? 
Canten un corito acerca de la construcción del 
arca. Agradezcan a Dios por todo lo aprendido 
esta semana. 



19